Seleccionar página

#springiscoming

Sí sí, aunque no os lo creáis y mientras escribo este post casi llueve fuera, os anuncio que la primavera está llegando.

Pienso en escribir sobre vinos para el buen tiempo, vinos refrescantes y que nos van a ofrecer largas noches de verano, mientras me acurruco para escribir bajo mi chaqueta de lana gruesa.

Que real es el tiempo.

Abro la ventana antes de amanecer y escucho cantar a los pájaros, observo las plantas y veo brotes verdes, e intuyo la búsqueda de amoríos gatunos en mi jardín.

Realmente #springiscoming no hay otra posibilidad, y es que la naturaleza no engaña, es la única verdad.

Como verdad que estamos viviendo un cambio de era, la #eradelasmujeres , de poner las cosas en su sitio y de enseñarle a las nuevas generaciones que #noesno y que estamos viviendo la caída del poder (el poder de gente de mierda, claro está).

Y me hace estar feliz, porque hay miles de personas que cada día trabajamos, luchamos, sonreímos, lloramos, hacemos, deshacemos, gritamos y sentimos que queremos cambiar el mundo, que queremos ser mejores personas y vivir en un mundo mejor para nuestros hijos, por eso Marzo viene cargadito de felicidad.

 

 

Otras entradas

Smile

No hay sombra sin luz, ni blanco sin negro. Buscando la esencia de las cosas.  

La Rosa Búlgara

La Rosa de Bulgaria es uno de los aceites esenciales más cotizados en el reino de la perfumería, muy comparado con el oro líquido, porque su precio en el mercado puede llegar a costar la inestimable cifra de 14,000€ el litro, para la que necesitan más de 3000 kilos de...

Aprender a oler. Minimalismo.

El minimalismo aplicado al sentido del olfato   Muchos momentos de nuestra vida pasan por delante de nuestras narices sin casi percibirlos. Llevo años trabajando en el estudio detallado de los aromas y siento que es un momento minimalista total. Es un momento de...

Soy Minimalista.

Vida minimalista. Mi historia Hace tiempo que decidí comenzar una vida más simple y sencilla, aunque si lo pienso bien, siempre fui así. Siempre me denominé generosa, pero después de un trabajo personal profundo, llego a la conclusión de que realmente me estorban...