Altolandon by Rosalía

Altolandon by Rosalía

Cuando un vino tiene una seña de identidad, una firma y un “algo” característico que sabes que es de esa bodega, es que han conseguido el éxito vinícola.

Me refiero a esto cuando lo pruebas y reconoces ese aroma característico de la bodega, ese toque mágico que hace que sea distinto, pero que siempre te resulte familiar, como si los aromas te transportasen a su casa, a conversaciones ya mantenidas, a abrazo cuando llegas y lagrimilla cuando te marchas.

Las grandes bodegas son así, los grandes vinos son así, con firma y sello de autenticidad.

Y así es Altolandon, una familia dedicada a su vino, a su sueño, esto es su vida.

Su cabeza visible es Rosalía, pero  es un proyecto familiar, con alma, como todo lo que me gusta a mí.

Han tocado el cielo y sus vinos viajan en la maleta a nivel mundial, porque Rosalía se calza las botas, cierra la maleta y para allá que va a dejar su Manchuela bien alto, a ponerla en el mapa.

Y esto nos cuentan de sus vinos:

En Altolandon somos respetuosos con el medio ambiente, por ello, todas nuestras parcelas se cultivan de forma ecológica,

En las alturas los vientos limpian el aire y la vegetación goza de excelente salud gracias a la ausencia de pesticidas. Además, la fertilidad del suelo se estimula solamente con abonos naturales.

… las uvas tienen que expresarse en el vino y mostrar las características del lugar donde provienen, sin maquillajes ni aditivos..

Así sin más, que es muchísimo poder ofrecer una agricultura ecológica certificada.

Situados en Landete, provincia de Cuenca en un punto intermedio entre tres provincias: Valencia, Cuenca y Teruel, a 1100 metros de altitud en el punto más alto.
La finca cuenta con un total de 120 hectáreas y en medio de ellas se encuentra la bodega.
La filosofía de ALTOLANDON es hacer vinos de calidad y por tanto uvas de calidad, por ello cuidamos al máximo todo lo que tiene que ver con el viñedo desde el momento de su plantación, al elegir las variedades, los pies y los clones más adecuados para nuestro clima y cada tipo de suelo.

Las tierras altas reúnen las condiciones ideales para una producción de gran calidad, les confieren a los vinos unas características únicas y especiales en el mundo. El vino nace de la uva, pero la altitud en la que se desarrolla y el terruño de donde proviene resultan fundamentales para el resultado final.

A mayor altura, más y mejor radiación solar y así la amplitud térmica es mayor.
A mas altura, mas taninos. La altura aporta un efecto refrescante que incrementa los índices de acidez gracias a la amplitud térmica. Acumulación de aromas y sabores.

Estas condiciones climáticas hacen que durante los últimos meses del periodo de gestación de la uva, esta haga una maduración lenta y prolongada. Así salen granos más sufridos, pequeños y con mayor proporción de hollejos que de pulpa, caso fundamental para los tintos ya que en el hollejo se encuentran los taninos. Los vinos provenientes de estas uvas ofrecen gran variedad de color, amplitud y profundidad de aromas y gran complejidad en boca, además se convierten en mucho más aptos para la crianza en barricas, ya que a mayor acidez y proporción de taninos, mayor es la posibilidad de obtener vinos de guarda.

Toda la finca está separada según variedades y tipos de suelo. Se realizó un estudio previo a la plantación para indicarnos que variedades serían las mas adecuadas para cada uno de los diferentes tipos de suelo,…. suelos pobres y poco productivos, franco arenoso y pedregosos.

Cada uno de los diferentes suelos, aporta a las uvas unos “matices” diferentes, que son los que hacen a los vinos tener unas características particulares del lugar de donde provienen.

Por eso, hoy os presento y animo a beber éste 100% Garnacha Centenaria, lleno de aromas a moras , balsámicos y con muchísimo peso de fruta, que puedes casi masticar. Es de estos vinos que te gusta disfrutar y saborear, cada sorbo es fruta en máximo esplendor.

Lo bebimos a 13ºC, para que fresco resultase más ligero ya que hace calor, pero a medida que sube la temperatura se expresa en aromas. Presentes sus 8 meses en barricas, pero sutilmente, porque aquí hay fruta más que otra cosa.

Espero que os guste tanto como a mí y os haga disfrutar.

Nos vemos pronto!!

Posts relacionados

Comentarios desactivados