10 Preguntas que debes hacerte al probar un vino nuevo

10 Preguntas que debes hacerte al probar un vino nuevo
Abre una botella de vino (es viernes, YUJU!!) y ponte una copa, nada de aromas hoy, nada de sabores, ni sensaciones…hoy reflexiones.

1.¿HA SIDO BUENA LA PRIMERA IMPRESIÓN?¿TE HA SORPRENDIDO?

Normalmente cuando un vino te sorprende positivamente en el primer contacto visual y aromático, es muy bueno, porque de algún modo crea la expectativa positiva de que nos va a gustar, y si por el contrario es desagradable, ya estaremos predispuestos a buscar más defectos que virtudes.

2.¿QUÉ SENSANCIONES TE HA PROVOCADO?

Nuestra maravillosa mente relaciona los aromas con situaciones vividas…¿te ha traído algún recuerdo?

 

3.¿PIENSAS QUE (EN CONJUNTO) ES UN BUEN VINO?

Nos encanta juzgar, y siempre hacemos una valoración basada en nuestros gustos –Oye, este vino está muy bueno. –No me gusta nada. –Me ha encantado.

4.¿HAS PROBADO YA ALGUNO PARECIDO?

Muchas bodegas, aunque sean de zonas de elaboración distintas, cultivan la misma variedad, con las mismas maderas en sus barricas, tiempo de crianza similares.. por lo que te puede traer recuerdos de otros vinos que ya hayas probado. Rebusca en tu memoria, seguro que te recuerda a alguno.

En ésta pregunta tengo que aclarar que vivimos con el miedo a equivocarnos, y que debemos perder ese miedo. Puesto que cada uno percibimos las cosas a nuestra manera, catar vinos no es adivinar el futuro, ni predecir el tiempo, ni ponerse en contacto con el más allá, catar es aprender, saborear y disfrutar, no tengas miedo a decir las sensaciones que te provoca, aunque estés probando un Ribera y digas que te recuerda a un Rioja, que los colores sólo te los saque la segunda copa de vino.

 

5. CON CADA SORBO QUE TOMAS…¿TE APETECE SEGUIR BEBIENDO?

Siempre he pensado que hay unos que son para catar y otros para tomar. Muchos catadores disfrutamos con ciertos vinos maduros, lleno de aromas, corpulentos, con buen grado alcohólico, pero que llevados a una mesa son demasiado fuertes para tomarte tres copas en una cena.

6. HA PASADO UN RATO DESDE EL ÚLTIMO SORBO ¿TIENES LA SENSACION DE HABER BEBIDO VINO O HA DESAPARECIDO?

Cuando me he encontrado alguno que he denominado “un caramelo”, no es por el dulzor, sino por la sensación placentera de sensaciones táctiles que te queda en el paladar, que pasado un rato después de haber bebido, sigues saboreando y disfrutando por vía retronasal algunos aromas.

 

7.¿CUANTO HAS PAGADO POR LA BOTELLA?¿CREES QUE VALE LO QUE CUESTA?

El precio es uno de los grandes dilemas del vino, ¿crees que es justo su precio?

Saber de donde viene el vino, las personas que han cuidado el viñedo (durante generaciones!!), criado la uva, han vendimiado, que han seleccionado barricas, que han hecho coupages, esperado pacientemente durante meses o años!!!, han creado una etiqueta, lo han puesto en el mercado (sólo por citar lo más básico)…REALMENTE han dedicado mucho TIEMPO y esfuerzo en crear lo que tienes en tus manos…ahora, ¿piensas que es caro? O mejor dicho.. ¿No piensas que es muy barato?

8.¿ES LO QUE ESPERABAS?

Nuestro mejor amigo lo ha probado y te ha creado unas expectativas insuperables –Pruébalo, te va a encantar, es el mejor vino que he probado… y resulta que el día que lo pruebas, no es tanto como te contó. Piensa que cada uno vive en su propio cuerpo y con sus propias emociones, y puede que sea un vino normalito pero lo tomase en un momento emocional muy bueno (estaba enamorado)…o viceversa, un gran vino tomado en un momento erróneo (una reunión de trabajo tensa, por ejemplo) puede provocar un mal recuerdo.

9. Y AHORA TÚ..¿SE LO RECOMENDARÍAS A TU MEJOR AMIGO?

Y ahora te preguntan a ti sobre que comprar o pedir… y se lo recomiendas tú a tu amigo… reflexiona sobre en qué momento emocional lo has probado. ¿Era un momento agradable?

10. ¿VOLVERIAS A TOMARLO? O MEJOR…¿¿CREES QUE ES EL MEJOR QUE HAS TOMADO?

Ahora la valoración final, y creo que una de las más importantes…si quieres volver a tomarlo, eso es que te ha gustado de verdad. Cuando algo nos gusta, no dudamos en volver, ya sea una tienda, un restaurante, una ciudad, lo que sea, pero no dudamos en querer repetir.

Recuerda que a cada uno nos hace feliz algo en un momento concreto de nuestras vidas, que vivimos situaciones emocionales que nos condicionan y enriquecen como personas, y eso nos hace únicos e irrepetibles.

Bueno, y si crees que NO es el mejor vino que has tomado en tu vida, bienvenido al CLUB-DE-LOS-INCONFORMISTAS…porque te aseguro que la búsqueda se vuelve constante, que los hay maravillosos, pero nunca existe el mejor…. Pero SI existe el mejor momento para tomar un buen vino HOY, AQUÍ Y AHORA.

Posts relacionados

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.