Diez, cien o mil botellas…

Diez, cien o mil botellas… El Regajal

Cuando te gusta un vino… ¿Cuántas botellas eres capaz de vender?

¿De cuantas te duele despedirte?

Cuando te enamoras de él…por su color, su aroma o su sabor…seguramente por el conjunto de las tres…que capacidad tienes para transmitir ese amor?

Diez, cien o mil botellas…
Diez, cien o mil botellas… El Regajal

Cuando te gusta un vino… ¿Cuántas botellas eres capaz de vender?

¿De cuantas te duele despedirte?

Cuando te enamoras de él…por su color, su aroma o su sabor…seguramente por el conjunto de las tres…que capacidad tienes para transmitir ese amor?

Si tu cliente habla el mismo “idioma” que tEtiqueta-El-Regajal-20101ú, si camina por la cuerda de las sensaciones, entenderá que sentirá lo mismo que tú, aunque tan sólo le digas:

-pruébalo, te va a gustar.

A mí, en los años que ejercí la profesión, me pasó con varios, o bastantes vinos…pero me viene a la cabeza uno en concreto EL REGAJAL.

Compré dos botellas y al catar la añada 2012, nos encontramos con un vino SENCILLO, con muchos aromas a frutas rojas y negras, bayas y muy equilibrado en su acidez y con gran carga tánica. Sinceramente y sorprendentemente, en una cata a ciegas pocos adivinan su procedencia.

Y te digo:

-Pruébalo, te va a gustar. También puedes visitarles, están al lado de Madrid y la finca es increíble: http://www.elregajal.es/

 

Finca el Regajal

Posts relacionados

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.